Uso de plantas medicinales en los Andes norte del Perú

Rainer W Bussmann, Carolina Tellez, Carlos Vega, Martina Monigatti

Abstract


Este trabajo presenta una selección de plantas medicinales y sus usos, basados en conocimientos de la población de Pusac, San Vicente de Paúl y Uchucmarca. Esta publicacion es para agradecer a la población por compartir sus conocimientos con nosotros, y para devolvérselos en forma escrita.

El clima en la región es variable, con una temporada lluviosa de octubre hasta abril, y una temporada seca el resto del año, que empieza con abundante floración en mayo y primera mitad de junio. La población local distingue tres zonas ecológicas: el temple, la quichua y la jalca. El temple, bajo de 1800 metros de altura, es caracterizado por bosque seco con mayormente árboles y arbustos y plantas adaptadas a la falta de agua (suculentas) de la familia del cactus. Púsac y San Vicente de Paúl están situados en esa zona, donde poseen áreas de uso agrícola con irrigación. Los cultivos más importantes en los valles fértiles tributarios al Río Marañón incluyen muchas frutas tropicales (mango, cítricos, paltas, guanábanas, etc.), yuca, caña y ají, entre otros. La región quichua se extiende entre aproximadamente 1800 y 3500 metros de altura, y es caracterizada por bosque nublado con frecuentes capas de nubes. La constante humedad permite crecer a algunas plantas sobre otras plantas que no necesitan introducir sus raíces en el suelo para absorver el agua de la tierra . La quichua es la zona con mayor importancia para cultivar cereales, como el maíz, el trigo y la cebada, la quínua, las lentejas, los frijoles y las alverjas, entre otros.

El pueblo de Uchucmarca está situado en la parte superior de la quichua. La jalca es la zona más arriba del límite arbóreo y consiste en pajonales de ichu y vegeteción arbustiva, con algunos remanentes de bosque relictos. En el tiempo pre-inca, se desarrolló una agricultura extensiva en esa zona, hoy se sigue cultivando pero a menor escala; los cultivos más importantes son tubérculos como la oca, olluco, la mashua, diferentes variedades de la papa y algunas plantas medicinales, otras son colectadas del campo.

En el protocolo de Nagoya, varios estados se han puesto de acuerdo de que los recursos naturales, como plantas, e intelectuales, como conocimientos etnobotánicos, pertenecen al país y al pueblo que lo tienen, y cuando extranjeros obtienen acceso a aquellos recursos, deben compartir los resultados y beneficios con la gente propietaria. Para nosotros, era magnifico compartir con la gente local y aprender de ellos, y esperamos mucho que ese material les demuestre nuestro aprecio y agradecimiento.


Full Text:

PDF


Ethnobotany Research and Applications (ISSN 1547-3465) is published online by the Department of Ethnobotany, Institute of Botany, Ilia State University.
All articles are copyrighted by the author(s) and are published online by a license from the author(s).